Nunca olvidamos a una persona, simplemente aprendemos a vivir sin ella.